Martes, 17 de enero de 2017

| 2001/01/22 00:00

Encarna la institucionalidad perdida

Suscriptor de vieja data de SEMANA, leí con gran atención, en su #971, el artículo ‘El fenómeno Uribe’.

Encarna la institucionalidad perdida

Suscriptor de vieja data de SEMANA, leí con gran atención, en su #971, el artículo ‘El fenómeno Uribe’. Quisiera aportar a su informe tres observaciones importantes. Alvaro Uribe Vélez no encarna la derecha: encarna la institucionalidad perdida y es quizá el único legatario legítimo de los colombianos en este momento, por su valor civil y su liderazgo basado en valores. No es sólo la coyuntura política la que dispara su popularidad: son sus conceptos y su testimonio de eficiencia administrativa; es su probada lucha contra la corrupción; es la profundidad de sus planteamientos sobre el país económico y social y es su altiva humildad para manejar la gente y para enfocar la problemática con criterio técnico comprensible para cualquier colombiano. ¡Ah! Y es un estadista que no ‘escampa’ en el exterior, esperando que el poder le llegue por inercia (casos de Andrés Pastrana y Noemí Sanín). Uribe está ahí presente, dando la batalla en los momentos más aciagos, aun a riesgo de su vida.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.