Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2003/11/30 00:00

Excesos no comparables

Excesos no comparables

Infame y peligrosa la columna de Antonio Caballero en la edición #1.125, en la cual acusa al pueblo judío de estar cometiendo un "holocausto" contra el palestino y compara el conflicto israelí-palestino con el holocausto judío perpetrado por los nazis. El holocausto judío fue el proyecto de aniquilación de un pueblo. Para esto se construyeron campos de concentración, a donde la población judía de Europa era transportada en trenes especiales, y donde se aplicaban métodos de exterminio masivo. Seis millones murieron así. No ha habido en la historia un crimen parecido.

Israel, un Estado construido para los sueños de libertad y autodeterminación del pueblo judío está inmerso en un conflicto territorial con el pueblo palestino. En el año 2000 no había muro, Israel no ocupaba las ciudades palestinas, no había bloqueos y había un ambiente propicio para acabar con este conflicto. El liderazgo palestino sin embargo decidió iniciar una campaña de terror contra Israel y sus ciudadanos, enviando a terroristas suicidas educados en el odio a matar civiles inocentes. Ante esta ola de terror, no mencionada por Caballero, a Israel no le quedó más remedio que defenderse. Y si en su defensa ha incurrido en excesos, estos no se pueden comparar con el holocausto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.