Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/10/25 00:00

Hay que ser intolerante

Hay que ser intolerante

Ante todo, quisiera felicitarlos por el trabajo periodístico hecho sobre el reciente escándalo alrededor del presidente del senado. (SEMANA #1381) Dicho esto, quisiera manifestarles mi profundo dolor al ver cómo un país ha perdido todo sentido de pudor. ¿Cuál puede ser la cultura política de un país que acepta este tipo de conductas? Estoy seguro de que la redacción de esta revista siente con dolor la impotencia frente a semejante situación. Yo me pregunto: ¿No sería el momento para que el cuarto poder presentase un frente común a una situación que se cae de su propio peso? ¡El líder del Legislativo no puede estar endeudado con plata robada al Estado! Me explico, ¿qué pasaría si tanto se preguntan si su rol en la sociedad está siendo debilitado por la acumulación de poder que ha ocasionado un presidente como el que tenemos y qué se puede hacer al respecto? ¿Qué pasaría si en la primera página, en la carátula se leyera “No es posible”. La tolerancia es una virtud fundamental en la educación de una sociedad, pero debemos recordar que esta va en los dos sentidos; hay cosas que se deben aprender a tolerar, pero hay otras con las que se debe ser eternamente intolerante. Cordial Saludo.

Saúl Santamaría
Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.