Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2000/07/24 00:00

Humildad y grandeza

Sobra decir que soy gran admirador del talento de Héctor Osuna, no sólo como caricaturista sino como columnista.

Humildad y grandeza

Sobra decir que soy gran admirador del talento de Héctor Osuna, no sólo como caricaturista sino como columnista. No entiendo sin embargo que él —en su columna bajo el seudónimo de Lorenzo Madrigal, SEMANA #945— llame “quiebra de carácter” la rectificación valerosa del Presidente, que llevó también a sus opositores a echar pie atrás. Rectificar, cuando uno se ha equivocado, no es falta de carácter: es humildad y grandeza. Persistir en el error, en cambio, no es carácter: es soberbia. Esta rectificación tampoco fue movida por el miedo, porque, como lo aclara el mismo Lorenzo Madrigal, “la Corte Constitucional hubiera declarado inválidas las dos revocatorias”. En este martirizado país, sumido en la violencia y en el odio, cuánta falta nos hace a los seres humanos —débiles y limitados por naturaleza— aprender a reconocer humildemente nuestros errores, como comienzo indispensable de un sólido cimiento de la paz.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.