Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/13/2004 12:00:00 AM

'In memorian'

Hace dos décadas, cuando ingresamos a la Escuela Militar de Cadetes, llamó mi atención la figura de un joven teniente, un hombre de aquellos que sin necesidad de recurrir a la altanería o a la imposición excesiva de autoridad generaba un gran respeto en sus subalternos, quienes sin dilación alguna cumplíamos sus órdenes. Sus 'castigos' o sanciones por los yerros cometidos, antes que producir rencor llevaban a la reflexión, pues siempre había un componente filosófico y formativo en los mismos. La academia fue tal vez su mayor pasión, lo que lo llevó a ocupar en todos los cursos los primeros puestos. No era un oficial del común sino alguien con una visión diferente, a quien no bastaba el paso por una u otra unidad militar, sino el estudio constante de la problemática nacional y las ciencias militares. El lamentable hecho de la muerte del señor coronel William Cruz Perdomo debe llevar a la reflexión a los mandos militares, pues no puede verse como ocasional, ni de común ocurrencia, la muerte abrupta de un hombre que se constituyó en ejemplo a seguir por parte de cientos de oficiales, por su carisma y un acendrado amor a la institución. Con el corazón golpeado por el dolor, y en homenaje a él, a su señora y a sus seis pequeños hijos, lo recordaremos con paso de vencedor y no de vencido, como un soldado de infantería que cumplió su deber, y que no se desmonte la guardia, pues los buenos soldados nunca mueren, apenas pasan a la gloria de la eternidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.