Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2001/01/15 00:00

Ir llegando al postre

Cada semana espero ansiosamente la llegada de su revista para ojearla, buscar los artículos que más me interesan, leerlos y demorarme para lentamente ir llegando al postre, la columna de Antonio Caballero, y después comerme la cereza con su caricatura.

Ir llegando al postre

Cada semana espero ansiosamente la llegada de su revista para ojearla, buscar los artículos que más me interesan, leerlos y demorarme para lentamente ir llegando al postre, la columna de Antonio Caballero, y después comerme la cereza con su caricatura. Antonio Caballero es quien para mí se ha convertido en el hombre o que más claro ve lo oscuro o el que más frentero es para sacarlo a relucir o el único que no está engañado de verdad. Para mí se ha vuelto una especie de héroe de la razón.

Lástima que esta vez sólo se pudo tener la caricatura, que como algunas otras no le encontré mucho sentido, me pareció como algo normal, claro que me imagino que debe tener un significado más allá del que yo alcancé a notar. De eso estoy seguro. Lástima que no sea lo suficientemente disciplinado para leer más y enterarme más de todo para entender mejor todo lo que expresa mi heroico columnista. Espero esta ausencia no sea para siempre.

N. de la R. La columna de Antonio no salió la semana pasada por un problema técnico. Pero, por supuesto, su ausencia fue completamente accidental.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.