Viernes, 20 de enero de 2017

| 2003/02/09 00:00

La alcaldada de Mockus

El excelente y no menos controversial escritor Antonio Caballero, en su artículo 'El alcaldazo' (SEMANA #1.083) una vez más se refiere, con razón, a otra de las excentricidades y expresiones de autoritarismo del alcalde Mockus quien, bajo el pretexto de "educación ciudadana", prohibió el ingreso a la plaza de toros de Santamaría de botas de vino o manzanilla.

La alcaldada de Mockus

El excelente y no menos controversial escritor Antonio Caballero, en su artículo 'El alcaldazo' (SEMANA #1.083) una vez más se refiere, con razón, a otra de las excentricidades y expresiones de autoritarismo del alcalde Mockus quien, bajo el pretexto de "educación ciudadana", prohibió el ingreso a la plaza de toros de Santamaría de botas de vino o manzanilla. Aunque no creo que el argumento sea el de que los aficionados a los toros (incluyendo al columnista Caballero) sean todos débiles, en comparación con los propietarios de buses cuyo espeso humo negro pareciera no desvelar al burgomaestre, me parece que el título del artículo, 'el alcaldazo' y no 'la alcaldada' (como debió ser), además de no ser castizo, llevaría a pensar que se trata de una expresión superlativa para ponderar virtudes, como cuando se habla de 'buenazo' (que sí es castiza) y no para referirse a quien el mismo Caballero califica de "arbitrario, provocador y tiránico", salvo claro está que se trate de otras de las tantas inteligentes ironías a las que, SEMANA tras SEMANA, nos tiene acostumbrados este agudo columnista.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.