Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/12/08 00:00

La legítima pertenencia a una religión

Con respecto al último artículo del columnista Héctor Abad (SEMANA #1.126).

La legítima pertenencia a una religión

Con respecto al último artículo del columnista Héctor Abad (SEMANA #1.126). En primer lugar, si bien el Estado colombiano garantiza la libertad de conciencia y prensa, también garantiza el derecho a la honra y buen nombre de sus ciudadanos. El Estado de Derecho es un garante de derechos y libertades, apoyado en un principio fundamental, en virtud del cual las libertades de unos no pueden interferir con derechos de otros. Así, el columnista Héctor Abad tiene la libertad de escribir públicamente lo que libremente escoja, si lo escrito no va en deterioro del derecho que tienen otros ciudadanos a que les sean respetadas sus creencias morales y religiosas. Contrario a lo manifestado por el columnista, artículos como el que escribió sí pueden acarrear consecuencias jurídicas, pues la injuria y la calumnia (no la blasfemia) son delitos tipificados en el Código Penal. Cualquier ciudadano creyente puede demostrar con facilidad cómo por medio de un artículo que emplea frases deshonrosas como "moralmente repugnante"; para referirse al Dios bíblico o "preceptos asquerosos"; para referirse a las enseñanzas de las Escrituras, entre otros insultantes adjetivos, se ve gravemente afectada su integridad moral y su legítima pertenencia a una religión.

Justo Díaz

Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.