Jueves, 26 de marzo de 2015

| 2008/08/09 00:00

La píldora de después

La píldora de después

Por la importancia que tiene para la salud pública y por el enorme cubrimiento de SEMANA como medio de comunicación (edición #1364), me permito ampliarle una información que es relevante para todos los colombianos frente a “la píldora del día después”:
La Sala Especializada de Medicamentos y Productos Biológicos de la Comisión Revisora, máximo órgano consultor del Invima, aceptó desde el año 2000 el medicamento conocido como la ‘píldora del día después’, cuyo componente activo es el levonorgestrel en concentraciones de 0,75 a 1,5 miligramos y cuya única indicación es como anticonceptivo de emergencia, que puede evitar el embarazo, siempre que sea utilizado dentro de las 72 horas después del coito realizado sin protección.
En el mismo concepto, la Sala Especializada advirtió que este medicamento sólo es recomendable en situaciones de emergencia, no se debe utilizar como anticonceptivo sistemático y para su uso se debe proceder con especial cuidado en mujeres con antecedentes de asma, influencia cardíaca, hipertensión, jaqueca, epilepsia, trastornos renales, diabetes, hiperlipidemia, depresión, así como en casos de enfermedades tromboembólicas y de hemorragia cerebral.
El Invima como autoridad sanitaria, y en atención a su responsabilidad frente a la salud y la vida de los colombianos, debe ser enfático en que el uso de la ‘píldora del día después’ se debe dar sólo como anticonceptivo de emergencia y bajo prescripción médica, teniendo en cuenta las contraindicaciones, advertencias y los efectos a largo plazo de este medicamento en las mujeres si se utiliza de forma sistemática, tales como formación de quistes en los ovarios, retención de líquido, malestar en los senos o alteración de los patrones de ovulación.
Cabe resaltar que la prescripción médica no es una barrera para el acceso a los medicamentos, sino que se constituye en uno de los principales mecanismos para salvaguardar la salud y garantizar su uso adecuado, conforme a lo establecido en la Política Farmacéutica Nacional.

Jairo Céspedes Camacho,
Director del Invima,
Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×