Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2001/01/01 00:00

La toxicidad del fríjol soya

La toxicidad del fríjol soya

Excelente su artículo ‘Flaco servicio’ (SEMANA #967), producto de una investigación, por demás asumida con ética y responsabilidad.

Nuestra organización sindical desde que se conoció la decisión de implementar un programa de nutrición comunitaria a base de fríjol soya, manifestó su preocupación ante las distintas instancias del Icbf y las entidades responsables del control estatal; al respecto el Invima nos respondió con oficio Dlaba-402-708 del 12 de julio de 2000 que: “…después de haber realizado una verificación de los archivos de la división de laboratorios y alimentos y bebidas alcohólicas, no se encontró ningún documento que registrara nuestra intervención en el programa de nutrición comunitaria”.

No se puede mirar a la ligera una decisión que compromete el presente y el futuro de nuestros niños, madres embarazadas, lactantes y población en general, suministrando un alimento sobre el cual pesan muchos cuestionamientos científicos en cuanto a sus ‘bondades’; un gobierno responsable debe realizar estudios de investigación serios, formular una política y definir una norma técnica antes de establecer un programa con el cual se está poniendo en riesgo nuestra población. Existen 4.438 estudios de investigación que han demostrado la toxicidad del fríjol soya, que permiten tener elementos de orden científico para rechazar la decisiónde implementar tal programa y acogerse al ‘principio de precaución’.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.