Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/18/2004 12:00:00 AM

Los únicos ganadores

Sobre su artículo 'El club de la pelea' (SEMANA # 1.145), observo con preocupación que a nuestras instituciones les están capitalizando todos los errores que cometen; en lo que va corrido del año han ocurrido varios hechos como el secuestro en Neiva, el error en el municipio de Guaitarilla (Nariño), donde murieron ocho hombres de la Policía Nacional, entre otros, esto por errores humanos como sucede en cualquier conflicto del mundo.

Sobre su artículo 'El club de la pelea' (SEMANA # 1.145), observo con preocupación que a nuestras instituciones les están capitalizando todos los errores que cometen; en lo que va corrido del año han ocurrido varios hechos como el secuestro en Neiva, el error en el municipio de Guaitarilla (Nariño), donde murieron ocho hombres de la Policía Nacional, entre otros, esto por errores humanos como sucede en cualquier conflicto del mundo.

Sin embargo estos hechos son aprovechados por los medios de comunicación para generar inconformismos y sinsabores ante la opinión pública. Por qué no ocupar estas páginas y los principales titulares mostrando las atrocidades y barbaries cometidas por la guerrilla. Nos dedicamos a hacer mella contra esas instituciones integradas por hombres de gran valor que día a día sacrifican sus vidas para que nosotros descansemos tranquilos en nuestros hogares y con cada una de nuestras familias.

Creo que es hora de cambiar esto y saber de qué lado estamos y no continuar con esta temática que tanto afecta al Estado y sus organismos, porque así los únicos ganadores son los detractores de la democracia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?