Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1999/05/03 00:00

LOS VERDADEROS CORRUPTOS

LOS VERDADEROS CORRUPTOS

En la edición #882 de SEMANA, en el artículo 'La primera piedra' se hacen aseveraciones
graves e inexactas, por lo cual solicito se publique la siguiente rectificación en la próxima edición:
1. Nunca dije en la convención liberal "Aquí están todos los criminales y narcotraficantes". Mi afirmación
fue: "Aquí están los asesinos de Galán", en razón a la violación de la consulta popular _su legado_, y frente al
atropello de una convención amañada que no dejó participar a sus delegados.
2. Nunca he evadido entrevistas. Atendí todos los medios de comunicación la noche del debate y me
entrevistaron sobre el particular: Plinio A. Mendoza en el programa La Noche de RCN, Julio Sánchez Cristo en
La FM enfrentada con Néstor Humberto Martínez, la revista Cambio, los periódicos El Espectador, El Tiempo,
El País de Cali, y Voz. La revista SEMANA nunca me buscó.
3. El contacto con la cúpula del cartel de Cali fue conocido por la opinión pública a través mío. Esa no es
ninguna revelación de última hora. Su propósito siempre fue explícito: investigar qué pasó en 'la mesa del
Diablo'.
4. Martínez eludió las denuncias que le hice sobre clientelismo lanzando rumores en mi contra sin
fundamento. Mencionó la citada entrevista, mi posición frente a la justicia sin rostro, y leyó una carta del
cartel de Cali contra la justicia sin rostro que nada tiene que ver conmigo.
5. Mi posición en contra de la justicia sin rostro es compartida por multitud de organizaciones defensoras de
los derechos humanos. Es pública y será objeto del próximo debate citado en el Senado.Al leer el subtítulo
del artículo: "Los recientes destapes políticos han demostrado que en Colombia nadie es dueño de la
moral", queda claro que se está haciendo una campaña para demostrar que no queda gente honesta en el
país. Así, si se ensucia a toda Colombia, los verdaderos corruptos quedan limpios y el proceso 8.000
queda desvirtuado. Ingrid Betancourt Pulecio Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.