Domingo, 22 de enero de 2017

| 1997/06/02 00:00

MALQUERIENTES INTERESADOS

MALQUERIENTES INTERESADOS

No puedo más que manifestar mi perplejidad por la nota de la comentarista María Isabel Rueda, aparecida en la edición #781, bajo el título 'Así es la vida.... Dice la distinguida periodista, palabras más palabras menos, que yo soy una pieza clave en el proceso 8.000 y que por un descuido procedimental, inexplicable, fui puesto en libertad. Por supuesto que para un periodista que forma sus juicios, a través de la manipulada información que, con violación de la reserva del sumario, han divulgado malquerientes interesados, tiene que parecerle extraño que a los inocentes se les deje en libertad, aun contra la voluntad de quienes quisieran que las sentencias se dictaran no con apoyo en el derecho sino en el capricho o el atropello y las pruebas prefabricadas con los testigos clonados que la periodista se duele de que existan. Quiero aclarar que fui dejado en libertad no por un error judicial, sino porque en el proceso seguido en mi contra no hay prueba que permita enjuiciarme y no la hay porque ningún delito he cometido. Ojalá que la presión que la distinguida periodista ejerce para que me condenen, no sirva de fundamento para que lo hagan. Pues el auto de detención se dictó con apoyo en informaciones de SEMANA 'Un testigo secreto'. Así es la vida... en los medios de comunicación. Germán Osorio SepúlvedaBogotáAclaraciónN. de la R.: En relación con el artículo 'Los Galeristas', en el cual se afirmaba que el contralor David Turbay había vendido un cuadro al señor Pastor Perafán, SEMANA se permite aclarar que esa transacción fue objeto de una investigación por parte de la Fiscalía, la cual determinó que no se había infringido ninguna norma legal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.