Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/9/1998 12:00:00 AM

MAS DEL PAPA

Cuánta razón tiene Antonio Caballero en su nota sobre el escándalo de la Casa Blanca (edición #822) al decir que "nada es serio en todo el asunto" y que "resulta repugnante que la más grande potencia del mundo esté paralizada por una tan mezquina, tan sucia, tan insignificante historia". Esas mismas palabras podrían haber llevado a la conclusión a SEMANA de que no valía la pena dedicarle al tema dos portadas, dos artículos de fondo y otro más, en el que se difama a un hombre que ya no se puede defender: el presidente John Kennedy.
En cambio sus lectores, que también estamos asqueados de tanta bajeza en el asunto Clinton, hubiéramos agradecido un tratamiento amplio y generoso sobre la visita de Juan Pablo II a Cuba, verdadera noticia de las últimas semanas y del fin de siglo. Que traerá muchas consecuencias para los habitantes de ese país e indudables modificaciones en relación con Estados Unidos y con el resto del mundo. No fueron suficientes las 60 y tantas palabras de la edición del 26 de enero, ni las dos columnas de The Economist en la del 2 de febrero. Esperábamos más. Javier Abad-Gómez, presbítero Medellín
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.