Martes, 24 de enero de 2017

| 1999/08/09 00:00

MERECEN GLOSA

MERECEN GLOSA

En cada uno de los números 894 y 895 de la revista hay un comentario que merece glosa.1. La
conveniencia o la ley. En la primera de ellas se critica al consejero de Estado, doctor Juan Alberto Polo por
proyectar una "sentencia que eliminó la prohibición de la pólvora". (Montaña rusa, página 46). No conozco al
magistrado ni la sentencia. Pero la sentencia es del Consejo, no del magistrado. Y en ella sólo se puede decir
si la prohibición se ajusta o no a la ley. Con el perdón suyo no se puede afirmar que el magistrado haya
equivocado o no, por decir que una determinación del alcalde _que se juzga buena_ va contra la ley. Sería
más apropiado juzgar la conducta del alcalde que obró por encima de la ley; y buscar, en la legislación, el
cambio que permita lo que la revista juzga bueno.2. Las prestaciones sociales a cargo del Estado: un
fantasma. En el #895 (Economía) se informa sobre un trabajo de Planeación Nacional, en el cual se
advierte de un enorme 'hueco' que se abre en las finanzas públicas por las pensiones que adeuda el
Estado y que no está contabilizado, todo, en el balance de la Nación. Eso puede ser cierto. Pero no afecta los
presupuestos anuales sino en proporción mínima: lo que debe pagarse en el año. No creo que todos los
empleados públicos se vayan a jubilar al tiempo. El país vivió mucho tiempo con ese pasivo sin registrar; y
sólo ahora se lo quiere incorporar, de golpe y porrazo, en un solo ejercicio presupuestar (¿o presidencial?)
para aterrorizar al país con un fantasma y que, como el de Canterville, se puede apaciguar con
detergentes y lubricantes. En realidad esos pasivos sólo se deben tener en cuenta en el balance de la
Nación, que no se puede tomar ni analizar como el de un comerciante.Bernardo Carreño Varela Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.