Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/14/1997 12:00:00 AM

MUJERES

Es satisfactorio encontrar en SEMANA de abril 28, el informe especial sobre el tema de las mujeres en la sociedad colombiana. Sin embargo, nos pareció que faltó coherencia y profundidad. Las estadísticas presentadas no tienen ninguna relación con los comentarios del texto. Mientras que el texto sugiere que al trabajar existe un gran costo que recae sobre la pareja y los hijos, las encuestas muestran a un grupo de mujeres bastante satisfechas.De acuerdo con el título 'El costo de ser mujer' se esperaría que se tratara de la mujer colombiana en general. Nos pareció que las mujeres entrevistadas no son representativas, a las mujeres entre 20 y 30 se les menciona sólo tangencialmente, a temas tan importantes como las diferencias salariales no se les dedica más que una frase y a pesar de que los hombres se mencionan reiteradamente, no se les consulta su opinión.Finalmente, la forma como se discute la vida sexual de las mujeres es tendenciosa. Implícitamente sugiere que el costo de que la mujer trabaje lo tiene que afrontar el hombre al encontrarse en la noche con una mujer cansada y sin motivación hacia la sexualidad. Este hecho, el de la potencia sexual, no sería cuestionado en un artículo sobre los costos de ser hombre. Por lo tanto, nos parece que este título tan prometedor, el 'costo de ser mujer' debería ser 'el costo para los hombres y los hijos de una mujer exitosa' (nuevamente la mujer en función de otros). Es decir, todo parece indicar, que la mujer debería quedarse en casa. Tatiana Matthiesen, Claudia Vallejo (siguen más firmas) Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.