Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1996/09/02 00:00

NECESIDADES IMPERATIVAS

NECESIDADES IMPERATIVAS

Es reconfortante leer su revista y ver que todavía hay hombres justos en Colombia. Antonio Caballero además de ser un gran periodista tiene una gran conciencia de lo que necesita el país y lo promulga elocuentemente. El problema del río Bogotá es bien grave y no debería tener dilación su recuperación. Aunque los conocimientos técnicos de Antonio Caballero no deben ser muy grandes, sí es muy grande su sentido común y sabe que si no se hace algo por el río Bogotá, tal vez una epidemia de cólera o de otra enfermedad pueda al fin convencer a la administración de Bogotá de que es una necesidad imperativa y que no debe posponerse ad infinitum. En un pasado tuve la oportunidad de leer una crítica negativa hacia el proyecto del metro para Bogotá y la misma miopía existía en la apreciación de los beneficios del metro. Creo que en el mundo los sistemas de transporte masivo no son rentables y para funcionar necesitan subsidios. El tecnócrata que hacía el comentario afirmaba que el metro no debería construirse porque no sería rentable; pero es que este señor con todos sus conocimientos no sabe que existen externalidades que se podrían estudiar y darles un valor cuantitativo, tales como la contaminación ambiental, costo de accidentes, costo de tratamiento de enfermedades pulmonares, desperdicio de gasolina y otros efectos materiales, tiempo perdido en las tremendas congestiones de tráfico, etcétera. Me asombra ver que la Sociedad Colombiana de Ingenieros no se pronuncia en ninguno de estos casos de tremenda importancia para el país.
Héctor O. Másmela
Boston. Estados Unidos - Vía Internet

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.