Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/1/2003 12:00:00 AM

Ni tan placebo ni tan inocuo

Celebro que SEMANA tenga entre sus columnistas al escritor Héctor Abad Faciolince,

Celebro que SEMANA tenga entre sus columnistas al escritor Héctor Abad Faciolince, una de las plumas más lúcidas y originales de la actualidad. Sin embargo, discrepo de su escrito 'El referendo placebo' (edición #1.081), pues ni es un placebo perfecto ni es tan inocuo como allí se afirma. La propuesta gubernamental, más que ser una verdadera reforma política como se pensó en la iniciativa original sobre el unicameralismo, la reducción de curules en el Congreso, la convocatoria a nuevas elecciones, la rebaja en los honorarios de diputados y concejales, etc., es básicamente un instrumento de ajuste fiscal pactado con el FMI y del Banco Mundial, cuya expresión más fehaciente es la propuesta en él de la congelación del gasto público que afecta la inversión social, al igual que la de los salarios y pensiones y donde la publicitada reforma política que con justeza reclama el país, paradójicamente prolonga los períodos de alcaldes y gobernadores, incluyendo los actuales con el fin buscar su respaldo a dicha iniciativa gubernamental, elimina las personerías, entrega el control fiscal a la iniciativa privada, entre otras cosas. Así que no creo que su discusión sea bizantina como lo propone el articulista y, menos aún, que la abstención sea equivalente a votar por el NO, pues, a diferencia de aquella, los votos por el NO validan el referendo ya que suman para el porcentaje de la cuarta parte del censo electoral requerido.

Juan Manuel Jaramillo Uribe

Manizales
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.