Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/4/2004 12:00:00 AM

No se inició con Castro

Con fascinación leí el informe titulado 'Bogotá Modelo' (edición #1.126).

Con fascinación leí el informe titulado 'Bogotá Modelo' (edición #1.126). Aunque el informe hizo un esfuerzo investigativo, su artículo introductorio es sesgado y se presta a interpretaciones y conclusiones erróneas. Es una equivocada diplomacia igualar a las administraciones. El modelo bogotano no se inició con Jaime Castro y ha sido "mejorado y perfeccionado" por Mockus y Peñalosa. Ninguno de los elementos que los ciudadanos identifican con la mejora en su calidad de vida en las encuestas que cita SEMANA se iniciaron ni pensaron durante la administración Castro. Suele citarse a Castro como el fundador del progreso bogotano porque el Estatuto Orgánico de la ciudad se expidió durante su mandato. Lo que debe recordarse es que el Estatuto lo expidió el presidente Gaviria y no el ex alcalde y que la mayor renovación política del Estatuto -la eliminación de la intromisión de los concejales en la administración y contratación de las entidades- se dio gracias a Gaviria y a pesar de Castro, quien se opuso a ese cambio hasta último minuto. Luego los alcaldes Mockus y Peñalosa fueron quienes trajeron una nueva visión de sociedad, ciudad y administración que ha sido el norte de la transformación bogotana. No tiene ningún asidero en la realidad afirmar que sólo Mockus ha construido ciudadanía como lo hacen los profesores Bromberg y Zambrano. La primera y única consulta popular que se ha hecho en Bogotá la hizo el alcalde Peñalosa sobre el día sin carro. Los encuentros ciudadanos, que determinan qué se hace con la inversión de las localidades, los creó Peñalosa, y cuando la participación ciudadana entró en conflicto con las decisiones de los ediles, el alcalde Peñalosa determinó que la deliberación de los ciudadanos tuviera carácter decisorio y no sólo consultivo. ¿Puede eso llamarse desconocimiento del pueblo o tecnocracia? Evidentemente, la ciudad aún tiene el reto de superar los niveles de pobreza y consolidar una base productiva y económica sólida. Es cierto que los indicadores de pobreza medidos por ingreso se han deteriorado, a pesar de que medidos por NBI han mejorado. No puede olvidarse que Bogotá es capital de un país en guerra, con desplazamiento y con crisis económica desde finales de los 90 que ha deteriorado el ingreso, el empleo y por ende la calidad de vida de nuestros ciudadanos. Nada de lo que la ciudad ha desarrollado hasta ahora puede señalarse como causal de ese deterioro. Por el contrario, el mérito de Bogotá está en haber desarrollado instrumentos propios y eficaces para enfrentar esos desafíos con éxito. Por eso es una caricatura inaceptable y contraria a toda evidencia afirmar que el logro de Bogotá es haber hecho una ciudad 'bella' donde ya se hizo la infraestructura y ahora viene lo social. Bogotá lleva nueve años de desarrollo productivo y social exitoso y el reto está en no dejarla decaer, en seguir y no en empezar. Cosa distinta es que se puedan incluir nuevos programas e iniciativas que sigan atendiendo esos desafíos de manera tan o más exitosa de lo que se ha hecho hasta ahora. Ese es el desafío que los bogotanos confiamos que nuestro nuevo alcalde pueda desarrollar con éxito. En el logro de ese propósito lo acompañaremos todos con generosidad y optimismo. Claudia López Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?