Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/18/1996 12:00:00 AM

NO SE PUEDE COMPARTIR

No se puede compartir el planteamiento de Roberto Pombo 'A propósito de una frase' (SEMANA #753) porque además de sofismático en el análisis del comportamiento de los contradictores del Presidente, despacha con una pasmosa superficialidad hacia lo inocuo lo expresado en Estados Unidos por Samper.Con el nuevo argumento de que las frases no se pueden sacar del contexto, asimismo es válido que lo que se diga cobra una u otra dimensión, una u otra interpretación según el auditorio a quien se dirija y el momento en el que se diga. El diccionario define: Asociado: persona que acompaña a otra en una comisión, y asociar: juntar una cosa con otra, reunirse para un fin.¿Será que Pombo considera tan asociado al narcotráfico a quien compra una camiseta en un almacén propiedad de un mafioso, que a quien negocia con los narcos? ¿O será tan socio del narcotráfico quien entra a un partido de fútbol como quien trafica con drogas? Con esa lógica tan simple, que mete en el mismo cajón a todos por tener que ver "activa o pasivamente, consciente o inconscientemente" con los narcos, se puede extender el calificativo al resto del mundo, pues ¿qué país no ha negociado con Colombia? ¿En cuál balneario del mundo no habrán gastado sus dólares los narcos? ¿En cuál hotel de cinco estrellas no se habrán hospedado los mafiosos?Y si todos estamos asociados al narcotráfico en Colombia, y también en el resto del mundo, entonces no hay dos bandos: todos estamos del mismo lado (¡del lado de los narcos, claro!) y de lo que se trata no es de combatir un delito, si no de que todos pasemos al otro lado (como si brincáramos la cuerda). Y si alguien quiere crear otro bando (el de los buenos, por ejemplo) es un fariseo o un macartista. Y claro, si no hay sino un bando, Samper es uno más de nosotros (los del único bando) y entonces su responsabilidad se diluye repartida en la conciencia de todos porque nos asociamos también, como él, al narcotráfico. ¡Qué razonamiento tan simplista y sofismático!Julio César Rodas MejíaMedellín
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.