Martes, 24 de enero de 2017

| 2004/11/21 00:00

Odio, rencor y rabia

Odio, rencor y rabia

Héctor Abad tiene todo el derecho a defender y presentar sus posturas frente a muchos aspectos morales y éticos, nadie lo critica. Pero en la pluma de un columnista de una revista tan seria lo que no se puede aceptar es que mezcle temas sin más. 'Los dueños de la moral' (SEMANA #1.176) es un desorden en el que sólo deja ver su odio, rencor y rabia. Estoy de acuerdo con los estados laicos. Pero precisamente una de las características es permitir que quienes quieran profesar su fe y transmitirla puedan hacerlo en plena libertad. Usted critica a todos los que profesamos por igual y con esa crítica vehemente quiere convertirse en el dueño de la verdad. Qué tristeza. Con juzgar a quienes van a misa, ¿defiende sus pensamientos? Con señalar manifestaciones de fe, ¿usted defiende argumentos? Debería leer los planteamientos de la Iglesia respecto a los temas que ha enumerado. Valdría la pena organizarlos y estudiarlos con más objetividad. Y luego levante su voz y diga lo que piensa pero con criterios y no con la pataleta del niño enojado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.