Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/19/1999 12:00:00 AM

OTRA DE JUAN CARLOS

Las deudas del periódico que lo denunció, canceladas en su totalidad con dineros limpios, es
lo que Horacio Serpa ha sacado a flote tras escudriñar exhaustivamente a lo largo de los cuatro años del
régimen de Samper _la honestidad de los Pastrana_. Mientras La Prensa acudía al sistema bancario, sus
contradictores se financiaban con los dineros de la mafia. Mientras a medios adictos se les llenaba la boca
con miles de millones del contribuyente en publicidad oficial, la Prensa soportaba la implacable censura
económica del gobierno.Serpa, por su parte, ha reñido y riñe públicamente con la verdad. Dice Semana que
"hoy son pocos los que creen el argumento de Serpa según el cual el material que utilizaron en la famosa
rueda de prensa Fernando Botero y él fuera apenas 'un resumen', que llegó a manos de los ministros mediante
'un anónimo". Entre los pocos que avalan sus coartadas se cuenta su amigo el Fiscal. Es precisamente
Gómez Méndez quien cuida judicialmente las espaldas de Serpa a cambio de su reciprocidad política en el
encubrimiento de las actuaciones a favor de los Rodríguez Orejuela tras las visitas del capo Flores Garmendia
en La Picota.El insulto es el último recurso del culpable, decía Rousseau. Así lo ha demostrado Serpa al
insinuar cobarde y rastreramente mi culpa en el accidente causado por un borracho que me estrelló, causando
una dolorosa tragedia hace ya 30 años. Pero Semana no se refiere a los hechos ni al proceso en los que
quedó reconocida y demostrada mi inocencia. En cambio, se solaza divulgando las difamaciones. En aras de
la equidad, Isaac Lee debe aclarar oscuros episodios judiciales y Miguel Silva confusos hechos periodísticos
relativos a lo que ellos llaman "las peleas de Juan Carlos", antes de su próximo ataque personal en mi contra.
Juan Carlos Pastrana Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.