Jueves, 19 de enero de 2017

| 1997/09/22 00:00

OTRO MAL ENORME

OTRO MAL ENORME

En relación con la columna 'La pobreza: ¿Culpa de quién?', de Plinio Apuleyo Mendoza (edición #794, página 50), les comento lo siguiente: De principio a fin el artículo, se siente la claridad de conceptos del periodista, la misma que interpreta en este caso _me atrevo a decir_ al 70 u 80 por ciento de los colombianos, sobre todo cuando se refiere al "Estado de hoy", regido en los últimos años por dos gobiernos a los que caben perfectamente lo calificativos que aclaran el interrogante de ¿Quiénes son? Y ni qué decir de los mencionados sindicatos, guerrilla, narcotráfico, a los que bastaría calificarlos como lepra que viene carcomiendo y debilitando a este bello país que en su gran mayoría tiene una población de gentes buenas. Le faltó al señor Plinio mencionar otro mal enorme que tienen éste y casi todos los pueblos del planeta: la depravación sexual del hombre contemporáneo, esa que plaga los pueblos de hijos de la calle y por ende, acrecienta no solo su pobreza sino el resentimiento humano que los lleva a engrosar las filas de quienes militan en organizaciones creadas con el único fin de hacer más daño a Colombia. ¿Qué saben de amor patrio todos ellos? Son cínicos y despiadados, egocentristas y por ende egoístas al máximo de la imperfección de su corazón y de su inteligencia. ¡Dios nos salve de tanta podredumbre! L. Elena de Agudelo Medellín

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.