Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/5/1996 12:00:00 AM

PALABRA DE CAMPESINO

Además de ser un asiduo lector de su revista, soy un campesino que vive en una vereda montañera, cultivando algunos frutos y un hogar, con una mujer maravillosa y dos hijos que, como ángeles, aún creen en la bondad de la Patria.En este mundo de luz, solo hay sombra: cómo hablar de valores y principios a esos hijos que un día tendrán que ir a vivir a una ciudad.¿Podré decirles que, como aquí en el campo, tampoco en la ciudad el dinero lo puede comprar todo?¿Podré hacerles creer que allá, como aquí, se respeta a las personas por lo que son, y no por lo que tienen?¿Podré garantizarles que al cumplir 16 años no tendrán que ir a aprender a matar a los otros campesinos que no estén de acuerdo con las ideologías del gobierno de turno?¿Podré decirles que la ley obliga a todos y que nadie la cambiará para borrar los delitos de quienes las manejan?¿Podré hacerles creer que el dinero de los impuestos se reparte equitativamente entre el campo y la ciudad?¿Podré decirles que la conciencia de los mandatarios obedece a la moral y no al color del trapo que agitan en las elecciones?¿Podré pedirles que no renuncien a la sombra del yarumo, del arrayán, del roble, del guadual, que no se olviden del canto del querquez y del ruiseñor, del salto de la ardilla y del rumoroso caudal de la quebrada, porque se puede sacrificar el progreso en aras de la naturaleza?Ustedes, que pertenecen a la ciudad, que la ciudad les pertenece: ustedes que han enarbolado sin temores la bandera de la verdad, ¿pueden decirme qué podré decirles a mis hijos el día que, con dolor, les ayude a empacar una maleta con tres pantalones, tres camisas y una foto de mamá, para ir a enfrentar ese mundo incomprensible para nosotros los campesinos?`Por su intermedio, quiero decirle gracias a Serrano el policía, a Valdivieso el fiscal y a Ingrid la congresista, por hacernos conservar la fe en que la Patria aún tiene guardianes, y a ustedes por creer que las personas tenemos derecho a conocer la verdad, aunque seamos campesinos; y esta sí es, como dijera un alto funcionario: ¡Palabra de campesino!
Benicio Echeverri S.
Girardota
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.