Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2004/12/12 00:00

Para los interesados en la salud

Para los interesados en la salud

Qué joya de edición (#1.179) para los interesados en la salud. Mientras en un artículo se informa de las expectativas del uso de la terapia con células madre, en otro, Héctor Abad advierte de los peligros de la terapia alternativa. Esta última, en rampante incursión en la guerra del centavo que se vive en el ejercicio de esta profesión, debido, en gran parte, a la ley 100 y a la explosión de facultades de garaje (léase sin control). Qué estudiante o residente de medicina aprenderá las virtudes y riesgos de las nuevas terapias (biológica, génica y de células madre) y de quién lo podrá hacer, si por un lado son excepcionales los médicos que conocen y aplican estas terapias y, por el otro, los mismos estudiantes y residentes saben que saldrán a ejercer una consulta de 15 minutos, a formular genéricos sin control de calidad, y que si remiten a un especialista de tercer nivel serán multados por las EPS que los contratan. No nos prestemos a engaño. Mientras no haya una reforma seria a la ley 100, la salud no sea un negocio y no se aplique con rigor un control de calidad a las facultades de medicina, muchos pacientes preferirán caer en la trampa de la charlatanería que perjudicarse de un mal servicio. El colmo. De la misma manera, así las cosas, los progresos de la medicina seguirán siendo privilegio de pocos. Injusto. La discusión sigue abierta. Mientras tanto, sobrevivirán pocos y morirán muchos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.