Martes, 17 de enero de 2017

| 2001/09/03 00:00

Por la debilidad institucional

Por la debilidad institucional

El affaire que puede costarle a Telecom más de 1.700 millones de dólares (SEMANA #1.019), se gestó en la ignorancia compartida entre Elsa Villalba de Sandoval, Julián Molano, José Blackburn, algunos vicepresidentes y asesores de comités. Todos de muy bajo perfil financiero. Lo compartido en los contratos joint venture no fue el riesgo, sino la incapacidad y negligencia de los funcionarios politiqueros e ineptos, para estudiar a fondo los verdaderos alcances de los convenios. Las contrataciones fueron precipitadas, sin estudios previos de mercado y menos aún de factibilidad y retorno de inversión. Sin ningún reato puede afirmarse que frente a temas tan especializados, las aptitudes y conocimientos del equipo financiero de Telecom fueron inversamente proporcionales a la destreza y sagacidad de los contratistas. En 1993 varios profesionales de Telecom (sin ubicación en mandos medios), intuimos que dichos contratos eran leoninos, pues todas las ventajas eran para una de las partes; que pactaban condiciones demasiado onerosas para la empresa; que los plazos eran desproporcionados y no obstante tenían obnubilada a la presidente de Telecom y a sus áulicos. Me consta que desde 1980 las directivas de Telecom (con muy pocas excepciones) derrocharon el monopolio con ostentosa incompetencia administrativa.

Jaime Martínez Porras

Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.