Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2005/08/14 00:00

A la primera señita

A la primera señita

Al mirar las caricaturas de Vladdo sobran las palabras. Un solo plumazo es suficiente para ilustrar cómo es en realidad este país. En este sitio del continente, apreciado por sus productos de exportación legales e ilegales, la política no tiene definición sexual. Los hay de res y de marrano. Algunos deciden salir del clóset sin haber entrado nunca a él, a la primera señita que se les haga. Señores: hagan la fila, la de la izquierda es para comprar las cosechas de coca, y la de la derecha, para comprar conciencias políticas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.