Lunes, 16 de enero de 2017

| 2004/05/02 00:00

Proyecto colectivo

Proyecto colectivo

En relación con su artículo 'El hombre de las expediciones', aparecido el 22 de marzo, quiero hacer una justa aclaración sobre el descubrimiento de Ciudad Perdida, ya que sin duda se trata de un hecho histórico. El descubrimiento de Buritaca 200, más conocida como Ciudad Perdida, en marzo de 1976, se dio como resultado de un proyecto que veníamos adelantando desde 1973 con Luisa Fernanda Herrera como funcionarios del Instituto Colombiano de Antropología. La expedición que llegó en marzo de 1976 estaba conformada por Luisa Fernanda Herrera de Turbay, el arquitecto Bernardo Valderrama, los guías Francisco Rey y Jesús Rodríguez, y Gilberto Cadavid Camargo, a cargo del proyecto. Con otros arqueólogos que se sumaron trabajamos durante varios años en este asentamiento, que estaba cubierto de selva y de una gruesa capa de tierra, hasta convertirlo en un museo de sitio, orgullo de nuestro país. Cuando ya habíamos construido el helipuerto, el doctor Álvaro Soto arribó en un helicóptero piloteado por el capitán Pedro Suárez, quien utilizó por primera vez el nombre de Ciudad Perdida en el plan de vuelo, que se siguió utilizando. Entonces el doctor Soto era director del Instituto Colombiano de Antropología y desde allí, con el apoyo de Gloria Zea, directora de Colcultura, el proyecto creció y le dio todo el apoyo para que los trabajos se llevaran a cabo exitosamente. Con el doctor Soto hemos mantenido muchos años de amistad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.