Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2008/12/06 00:00

Pruebas concretas

Pruebas concretas

No son los hijos del Presidente (edición #1387) quienes deben salir a demostrar que sus conductas no son ilegales. Los que sin fundamento, y por simples conjeturas, lanzan infames versiones sobre sus actividades para crear comentarios y suspicacias, son los obligados a presentar pruebas concretas de que lo son. Tampoco, por su condición de hijos del primer mandatario, deben ser lanzados al ostracismo y no permitírseles ejercer normales funciones de vida. El hombre por legados ancestrales, circunstancias familiares, de profesión, ideológicas u otras, crece y desarrolla sus actividades, en los entornos, sociales, geográficos y económicos que ellas, la vida, sus éxitos, fracasos, creencias o idiosincrasia, alrededor de si crearon y a nadie puede obligársele a renunciar a ellos.

Sólo la injusta condición de desplazados por fuerza de las balas y las atrocidades de la violencia paramilitar y guerrillera y de la estigmatización que trae consigo el sobrevivir en el medio en que esas organizaciones actúan, han obligado a un número considerable de colombianos a dejar su entorno.

No puede ahora una oposición injusta y descarnada reeditar las posiciones violentas, reemplazando balas por injurias y calumnias, para engrosar la lista de desalojados con los vástagos del primer mandatario de los colombianos. ¡Y pensar que algunos miembros de la oposición se enojan cuando los tratan de subversivos! ¿Qué tal?

Ricardo Buitrago Consuegra
Barranquilla

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.