Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2004/11/08 00:00

Qué decepción

Qué decepción

Los felicito por el excelente artículo sobre los problemas del Fondo de Estupefacientes (SEMANA #1.174) El incidente del vehículo estrellado por el hijo había sido denunciado meses atrás, pero ni los superiores del coronel ni los organismos de control dijeron nada. Los detalles que ofrece SEMANA dejan ver que hay algo mucho más grave que una simple 'serie de fallas administrativas' o falta de gerencia en el FNE. Pero el alto gobierno, con el Presidente a la cabeza, mantienen un irrestricto respaldo al coronel. Leyendo noticias como ésta, como la contratación que está haciendo el nuevo Rtvc para la operación de televisión, la demora en tomar medidas en el caso del ex ministro Londoño, la compra de votos en el proyecto de reelección, en fin, tanto escándalo denunciado en los medios principalmente escritos, nos llevan cuatro y ocho años atrás. ¿Qué diferencia hay entre lo que hoy sucede con los escándalos de Heine Mogollón, de Termorio, de Dragacol y tantos otros de los gobiernos Samper y Pastrana? Simplemente es la confirmación de que las promesas de un gobierno que iba a ser ejemplo de ética, moralidad y anticorrupción se quedaron en eso: sólo promesas. Qué decepción para quienes creíamos que en estos cuatro (¿ocho?) años se iniciaba un nuevo estilo de gobierno y de hacer política en nuestro país y que con nuestro voto ayudamos a elegir un presidente hoy en entredicho. Las encuestas afortunadamente me dan la razón: es cada vez mayor el número de personas que desaprueba la política uribista.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.