Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/28/2002 12:00:00 AM

Querido soldado:

Es la mañana de un sábado de descanso que tengo en mi ciudad.

Es la mañana de un sábado de descanso que tengo en mi ciudad. He tenido una noche tranquila y un despertar sin tropiezos, a pesar de las dificultades socioeconómicas que tiene nuestro bello país. Tal vez, en los muros de cemento que nos rodean y con el ruido altisonante de las calles, no alcanzamos a comprender el esfuerzo valiosísimo que nuestros soldados hacen por permitirnos un país mejor. Su esfuerzo, querido soldado, es bien apreciado por millones de colombianos que esperamos reconstruir a nuestro país. Millones que soñamos con volver a caminar por nuestros pueblos y veredas y, con la alegría de un pueblo en paz, podernos acercar a usted para disfrutar del verde de los sembrados, del brillo del sol, de la musicalidad de la lluvia, del sonido del viento, del cantar de los riachuelos, del colorido de las flores y así de todo aquello que nos llena de naturaleza
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.