Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/09/29 00:00

Querido Soldado:

Querido Soldado:

Donde quiera que te encuentres, recibe de mi parte un fuerte apretón de manos. Tu labor no tiene precio, no hay trabajo en este mundo más digno que el tuyo, no hay hazaña más grande que las que a diario realizas.

Quisiera alargar estas palabras pero de todas formas me quedaría corto.

Soldado colombiano, gracias por ser mi amigo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.