Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2005/01/23 00:00

Querido soldado:

Querido soldado:

No sé cómo es tu cara, tampoco tu nombre, no sé qué siente tu familia cuando estás en medio de la guerra, o tal vez qué piense tu mamá cada noche que se acuesta; no sé si tienes hijos o alguien que te espera cada día. Lo que sí sé es que muchos colombianos como yo te pensamos y enviamos fuerzas y cada noche elevamos suplicas por ti.

Hoy quiero enviarte un saludo a ti soldado valiente, enviarte también un abrazo y brindarte una palabra, o más bien millones de gracias por todos los pasos que haz dado en nombre de nuestra patria querida, la cual en unos años será muchísimo más vivible gracias a hombres como tú.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.