Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2005/07/10 00:00

Querido soldado:

Querido soldado:

No te conozco, no me imagino tu nombre, ni tu rostro. Tú tampoco sabes nada de mí. Por eso no entiendo tu valentía a la hora de pelear por mí y defenderme. Somos más de 40 millones de colombianos, desconocidos para ti, que te debemos la vida. Sólo puedo darte las gracias por eso, aunque sé que no son suficientes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.