Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/10/2005 12:00:00 AM

Querido soldado:

No te conozco, no me imagino tu nombre, ni tu rostro. Tú tampoco sabes nada de mí. Por eso no entiendo tu valentía a la hora de pelear por mí y defenderme. Somos más de 40 millones de colombianos, desconocidos para ti, que te debemos la vida. Sólo puedo darte las gracias por eso, aunque sé que no son suficientes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?