Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/21/2000 12:00:00 AM

Quizá con mayor conocimiento

Me he decidido a escribirles, primeramente para felicitarles por editar una de las publicaciones más selectas en castellano, quizás una de las mejores en periodismo moderno.

Me he decidido a escribirles, primeramente para felicitarles por editar una de las publicaciones más selectas en castellano, quizás una de las mejores en periodismo moderno. Su contenido es, por demás, ameno, variado, interesante, informativo de una manera general, pues no sólo abarca con verdadero lujo de detalles los problemas interesantes de su país, sino que está al tanto de los acontecimientos de los demás países, quizá con mayor conocimiento que los mismos naturales a quienes se refiere. Tal es el caso que he podido apreciar de las reseñas veraces que allí se publican de nuestra pobre Venezuela. Pues solamente quienes estamos palpando, sufriendo en carne propia la terrible

realidad que acogota a un pueblo sumergido en la miseria; indigna, sin motivación, no de los tiempos presentes sino de algo que bien podría compararse con movimientos prehistóricos. Hoy por hoy, todo cuanto aquí está sucediendo es justificable si se toma en cuenta quién es el patrón que tiene el timón que dirige el país, pues con mucha razón me lo decía un profesor de una universidad española (ya que hace unos 20 días estuve en España) “nosotros consideramos actualmente al pueblo venezolano como a una comunidad de ‘eunucos celestiales’. Pues qué se hizo el valor que demostró el pueblo en la época de la conquista y luego en la independencia. Sargentón que los está acogotando es un sicópata maníaco depresivo peligroso, pues los hay también que no son peligrosos”.

Nosotros sabemos que él se jacta en decir que fue electo por una mayoría de electores, lo mismo que quienes eligieron a los componentes de la Asamblea Nacional Constituyente. Pues nada es más falso que esta aseveración. Ya que de unos 10 millones de votantes activos, sólo lo hicieron menos de tres millones. Es decir, quien votó fue el pillaje, la parte baja de la población a quien se puede engañar con cualquier caramelo que creen en quien les va a mitigar el hambre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?