Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/24/2003 12:00:00 AM

Respuesta a Donadío

En la edición #1.124 de noviembre 17 a 24 publican ustedes un documento que titulan 'Los farsantes', en el que acogen (sin tomarse el elemental trabajo de consultar a las personas afectadas) extractos de dos capítulos del libro del mismo nombre, del señor Alberto Donadío.

En ellos, este último pretende demostrar que, en el caso del Banco Andino, no hubo absolutamente ningún fraude ni actuación indebida por parte de sus accionistas y directivos y que, por lo tanto, la denuncia penal que se presentó era temeraria.

Esa denuncia penal se instauró en base a hechos establecidos por los inspectores de la Superintendencia Bancaria al momento de tomar posesión de la entidad; hechos que fueron corroborados posteriormente durante el proceso liquidatorio. Entre otras irregularidades, se detectaron las siguientes:

1.- Que de enero a mayo de 1999, es decir, en las semanas anteriores a la intervención, se giraron sospechosamente 85,7 millones de dólares a empresas en el exterior, controladas por los accionistas del banco encabezados por el señor Nicolás Landes, hoy solicitado en extradición por Colombia, lo mismo que por las autoridades ecuatorianas.

2.- Que los administradores destruyeron archivos físicos y de

computador.

3.- Que cajas con documentos relacionados con operaciones bancarias fueron sacadas subrepticiamente de las oficinas de la entidad intervenida, horas antes de la toma de posesión.

4.- Que se destruyó evidencia relacionada con operaciones de comercio exterior a través de las cuales se sacaron los recursos del banco al exterior.

5.- Que se sustrajeron los videos de las cámaras de vigilancia correspondientes al 20 de mayo.

Yo me pregunto: ¿Creen ustedes que ante tan graves indicios, soportados en informes de inspectores de las autoridades competentes, no era responsabilidad del gobierno de entonces haber entablado -como efectivamente lo hizo- la denuncia penal correspondiente? ¿Qué se estaría diciendo hoy de no haberla interpuesto?

Afortunadamente son los jueces de la República y no el señor Donadío quienes dictarán el veredicto final sobre estos hechos, en un proceso que aún está en curso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.