Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2002/05/13 00:00

Si no fuera por las verduleras

Hace un par de años SEMANA me publicó una carta en la que me refería al uso de la expresión “pelea de verduleras”.

Si no fuera por las verduleras

Hace un par de años SEMANA me publicó una carta en la que me refería al uso de la expresión “pelea de verduleras” para calificar cierto tipo de enfrentamientos verbales en los que se hace uso de cierto tipo de vocabulario o, como en el caso de SEMANA (#1.043) para referirse a la “guerra sucia” que se ha utilizado en el actual debate electoral apelando a los ataques personales y a los chismes. En aquella ocasión —como ahora— sigo reivindicando el oficio de las verduleras, que debe merecernos el mayor respeto y que no debe ser usado para mantener ciertos estereotipos que lo único que hacen es fomentar la discriminación. En mi anterior comunicación les recordaba un apunte oportuno del maestro Fernando González en su revista Antioquia para referirse al empleo de la palabra ‘verdulera’ por parte de Berta Hernández de O., para atacar a uno de sus opositores políticos. El filósofo de Otra Parte le recordaba a doña Berta que si no fuera por las verduleras, ella no comería verduras.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.