Martes, 24 de enero de 2017

| 2000/01/17 00:00

Siempre dispuestos

Siempre dispuestos

En la página 38 de la edición #917 de la revista bajo el título ‘Las lecciones del paro’ el comentarista refiere que el señor gobernador del Cauca “...dejó en claro que desde el día anterior a que se produjera la toma de la vía Panamericana, ello fue el primero de noviembre, le dio instrucciones escritas a los comandantes militares y de policía para desalojar a los marchantes, por la fuerza si era necesario. (...) La opinión nunca supo por qué no se cumplieron estas instrucciones...”.

Pues bien, ajeno a la discusión planteada en el artículo, que es obviamente de profundo contenido político, y en el cual este comando no puede intervenir por expresa prohibición constitucional, sí debo, en aras a la preocupación expresada en la columna de SEMANA, para que la opinión pública conozca lo sucedido, y considero una obligación hacerlo, manifestar que cuando la Fuerza Pública fue requerida para actuar al comienzo del paro tanto la Policía Nacional como las tropas del Batallón José Hilario López se hicieron presentes atendiendo el llamado del señor gobernador. La Policía actuó, y prueba de ello aparece profusamente registrada en los medios de comunicación, cuando varios de sus miembros aparecieron golpeados brutalmente por la turba y secuestrados hasta obtenerse su liberación. En cuanto a las tropas del Batallón José Hilario López, estuvieron en el sector de El Cairo, atentas al desarrollo de los hechos dispuestas a intervenir siempre y cuando se cumplieran las exigencias mínimas señaladas en la Constitución Política y el Código Nacional de Policía que determinan la intervención de las Fuerzas Militares, cuando, y siempre cuando la Policía Nacional, que es la autoridad llamada a mantener las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas fuera superada por las circunstancias concretas. Con todo la cantidad de manifestantes presentes en el sitio no aconsejaba el empleo de las tropas.

Con lo anterior este comando desea aclarar que el Ejército Nacional se ajusta a la Constitución y a la ley y que por ello no puede ser objeto de censuras que no reconocen la labor serena de los soldados colombianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.