Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/25/2000 12:00:00 AM

Silenciosa resignación

Me permito felicitarlos por el artículo publicado en la edición 954 y titulado ‘¿Quién los recuerda?’,

Me permito felicitarlos por el artículo publicado en la edición 954 y titulado ‘¿Quién los recuerda?’, donde se dan a conocer a la opinión pública sus fotografías y se rinde un sentido homenaje a los valerosos y abnegados militares y policías desaparecidos o secuestrados por la guerrilla, algunos de los cuales llevan impunemente más de tres años de cautiverio. Con su silenciosa resignación estos compatriotas han demostrado heroísmo y entrega por una noble causa como es la defensa del país, la Constitución, la población, los recursos, la soberanía, la independencia y la integridad territorial, así como del ejercicio de la ley y de las instituciones legítimamente constituidas. Toda esta labor es un sano deber motivado por el amor a su patria, a los principios, a su familia, a su terruño, a la sociedad y a los intereses colectivos, procurando la mejoría de la nación y el bienestar de nuestras comunidades.

Por todo lo anterior se hace ineludible hacerles sentir diaria y abiertamente nuestro apoyo moral y que en la búsqueda de la grandeza de Colombia, de la paz y la reconciliación nacional, se tome una decisión inmediata por parte de los actores armados del conflicto, con el fin de lograr su pronta liberación y retorno a casa, pues lo peor que podemos hacer los colombianos es matarlos en vida con nuestra indiferencia y olvido en este difícil momento para ellos y sus familias.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.