Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/31/1998 12:00:00 AM

SOBRE LA CASA DEL LIBERTADOR

En el artículo publicado en el #846 de SEMANA, intitulado 'La casa del Libertador', se afirma que hasta el año de 1922 fue adquirida esta propiedad por el Estado colombiano. Debe precisarse que el negocio fue protocolizado el 21 de marzo de 1919, en la notaría segunda de Bogotá. La última propietaria, señorita Matilde Moncada, efectuó el traspaso del dominio por la suma de 24.000 pesos, y el 7 de agosto del mismo año, conmemoración del centenario de la Batalla de Boyacá, fue elevada a la categoría de monumento nacional. La fábrica de cerveza a que se hizo referencia en el artículo, y que funcionó en dicho inmueble, no era propiamente de este producto sino de una bebida fermentada que pretendía imitarle y que curiosamente llevaba el nombre de 'Bolívar', a la cual los bebedores de principios de siglo llamaban 'pita' o 'cabuya'. Cuando el Estado de Cundinamarca la adquirió el 6 de junio de 1820 para donársela al Libertador Simón Bolívar el costo de la transacción ascendió a la suma de 2.500 pesos. Las refacciones que debieron practicarse para que el ilustre beneficiario pudiera habitarla fueron del orden de 2.000 pesos, que se dedujeron de los 100.000 pesos que por sueldos atrasados la República adeudaba al Padre de la Patria. Diez años más tarde, el 28 de enero de 1830, el Libertador donó este predio tan caro a sus afectos al mejor de sus amigos, el general José Ignacio París. Posteriormente pasó a poder de su hija Manuela París de Tanco, y sucesivamente a los señores Diego Uribe, Manuel Plata Azuero, Nicolás Vargas, Jasón Gaviria, y Teófilo Moncada, padre de Matilde Moncada, última propietaria particular del histórico inmueble
Luis Fernando Osorio Umaña
Bogotá
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.