Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/9/2001 12:00:00 AM

Sobre la ley de conciliación

En relación con la columna ‘Gol olímpico’ (edición #980): Fui gestor del consenso que permitió la expedición de la Ley de conciliación pero no del ‘famoso’ artículo 47.

En relación con la columna ‘Gol olímpico’ (edición #980): Fui gestor del consenso que permitió la expedición de la Ley de conciliación pero no del ‘famoso’ artículo 47. Las ponencias redactadas con mi participación no se refieren al tema del artículo 47 (Gac. 490 del 6 dic.). El artículo se introdujo sin mi conocimiento previo, el último día del proceso legislativo con la anuencia del Ministro de Justicia en la plenaria de la Cámara, mientras yo estaba en Washington. Rechazo la afirmación “El viaje de éste el día de la votación parecía una coincidencia demasiado perfecta”. Atendía aquella semana la plenaria de la OEA-Cicad, fijada con más de seis meses de antelación, en la que se discutía el Mecanismo de evaluación multilateral en materia de lucha contra el narcotráfico, que busca reemplazar la certificación unilateral en esta materia.

A pesar de no tener ninguna responsabilidad en la introducción del artículo 47, renuncié a mi cargo por la incomodidad que me expresó el Ministro de Justicia por lo ocurrido, en especial por mi amistad con mi antiguo jefe, el ex ministro Martínez Neira. Ni estoy enterado de los asuntos que atiende como abogado el doctor Martínez, ni mi amistad con él o con cualquier otra persona podía ser argumento suficiente para dudar de mi rectitud.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.