Domingo, 22 de enero de 2017

| 2005/08/07 00:00

¿Soy cavernario?

¿Soy cavernario?

Me refiero a los artículos 'La última escena' y 'La caverna y el escándalo' de Héctor Abad Faciolince, en la edición #1.213 de SEMANA. Como católico me siento irrespetado por la fotografía y por los comentarios reportados de Felipe Zuleta y Fernando Vallejo, que siempre se manifiestan especializados en el insulto. ¿Qué autoridad tienen fuera de su odio y procacidad? ¿Soy cavernario por expresar mi repudio al vituperio contra mis convicciones y sentimientos? La libertad de expresión ¿es una nueva religión fundamentalista? Lo cierto es que los que tienen parte en el poder de la comunicación social reaccionan, "infalibles e irrefutables" ante lo que no les agrada. Los demás, como que no tenemos derecho. ¿Cuál es, no digo el límite, sino la diferencia entre libertad de expresión y libertad de injuria?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.