Martes, 24 de enero de 2017

| 2008/07/26 00:00

Suicidio asistido

Suicidio asistido

En la edición 1368 de SEMANA encontré un artículo que con gran magia descubre lo que puede llegar a sentir alguien al ayudar a morir a un ser querido en caso de enfermedad incurable y dolor insoportable. Éste tiene el ritmo pausado en los momentos en que se debe utilizar una redacción lenta, una especie de allegro mas non troppo, luego pasa a un increscendo, para terminar devolviendo a la realidad de la magnífica sinfonía que describe al lector. Creo firmemente en la legalidad del suicidio asistido, es un acto de amor inmenso con el ser querido ayudarle a aliviar su insoportable situación; la verdad es que los seres humanos deberíamos venir con fecha de caducidad desde el momento mismo de la concepción; todos los avances científicos para buscar una longevidad innecesaria hacen viejos vegetativos en un mundo para el cual no son más que individuos problema. Hay que aprender a entender la necesidad de la muerte como hecho de misericordia en determinadas circunstancias, es más, son muchos los médicos que haciéndose los de la vista gorda, la practican, y así debe ser.

Ángela María Pérez Moreno
Palma de Mallorca, España

 
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.