Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1999/04/26 00:00

TRANSCIENDE LO DECORATIVO

TRANSCIENDE LO DECORATIVO

Siempre he visto en Eduardo Serrano un crítico serio y responsable. Por eso no dejó de
sorprenderme que en su nota a propósito de la obra de Rafael Echeverri, publicada en la edición #878, se
limitara a registrar la exposición de Danielle Bessudo diciendo que "sus propósitos puramente decorativos no
trascienden la superficie de los lienzos". En arte, desde luego, todas las lecturas de una obra son posibles y
nadie, ni los críticos, escapan a visiones subjetivas. A mí me parece que la obra de Danielle Bessudo, como
la de Olga de Amaral, tiene un nivel de profundidad que la exonera de simples intenciones decorativas. Allí hay
otra cosa: tal vez un escape a las tensiones que nos abruman para darnos otra realidad más íntima, la suya, y
para ello se vale de un tejido profuso de transparencias en busca de una atmósfera. Allí donde Eduardo
Serrano ve decoración, yo, y muchos otros, ven la expresión lograda de un tema tan antiguo como la
pintura: la soledad. Plinio Apuleyo Mendoza Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.