Sábado, 21 de enero de 2017

| 2000/06/19 00:00

Un adolescente de su generación

Es claro que la visión de mundo de Luis Fernando Afanador, el crítico literario de SEMANA, no es la misma que la del narrador de Nada importa, la novela de Alvaro Robledo, comentada en la edición #935.

Un adolescente de su generación

Es claro que la visión de mundo de Luis Fernando Afanador, el crítico literario de SEMANA, no es la misma que la del narrador de Nada importa, la novela de Alvaro Robledo, comentada en la edición #935. En su forma de ver la juventud, no tiene en cuenta a los jóvenes que ni se drogan ni son ignorantes. Señala al libro como inconsistente y anacrónico, porque el narrador no se droga y sigue las huellas de Jethro Tull y no a Catherine Zeta-Jones, como correspondería —según él— a un adolescente de su generación.

Es obvio que no se trata de una novela de pensamiento ni una apología al licor. Aquí lo trascendental no es el contenido sino la forma, no es la locura a la que nos conduce el pequeño protagonista y sus compañeros de viaje, ni a dónde se dirigen, sino la ternura y fluidez de su prosa. Una novela cruda en su lenguaje y en sus imágenes, para poder comentarla de tú a tú con nuestros hijos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.