Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2001/11/05 00:00

Un error cósmico

Quiero por medio de la presente felicitarlos muy cordialmente por la inigualable calidad de su revista.

Un error cósmico

Quiero por medio de la presente felicitarlos muy cordialmente por la inigualable calidad de su revista.

Desde mis tiempos de estudiante la he leído y creo sinceramente que su voz es escuchada, no sólo en Colombia, sino en todo el continente.

Esto se debe, sin duda, y entre otras razones, al alto nivel intelectual y literario de sus columnistas, entre los cuales se destaca con luz propia don Antonio Caballero, quien da lustre y hace honor a su distinguido ancestro don Eduardo Caballero Calderón.

Don Antonio es un maestro de la ironía. Es una ironía demoledora, vitriólica, punzante como un estilete. En mi archivo personal guardo la columna que le dedicó a Carlos Lemos Simmonds en el # de marzo 2 de 1999. Es una página maestra del género.

Pero estoy seguro de que con el # 1.010 de septiembre 10/01 los ecos de SEMANA llegaron hasta los confines del universo gracias al error de dimensiones cósmicas del maestro don Antonio en su columna titulada ‘El respiradero’. “No es bueno que el hombre esté solo. Eclesiastés”. Dice don Antonio al inicio de su columna, y luego: “y parafraseando el libro del Eclesiastés “no es bueno que El Tiempo esté solo”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.