Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/11/2000 12:00:00 AM

Un excelente balance

El artículo del doctor Hernando Gómez Buendía, ‘Dos años no es nada’, publicado en SEMANA (# 948), es un excelente balance de los dos primeros años del actual gobierno

El artículo del doctor Hernando Gómez Buendía, ‘Dos años no es nada’, publicado en SEMANA (# 948), es un excelente balance de los dos primeros años del actual gobierno. Sin embargo existe un non sequitur evidente entre lo que serían sus premisas y la conclusión. El doctor Gómez Buendía, luego de mostrar que los aciertos en la política internacional del gobierno, en particular su acercamiento con los gringos, apenas si contrastan con los inmensos desaciertos: tasa de desempleo del 20 por ciento, empobrecimiento sentido en el 90 por ciento de los hogares, proceso de paz sin reglas y árbitros en medio de una guerra asesina que no amaina, nepotismo y torpeza en el manejo político que llevó al fracaso de reformas políticas como la del Congreso y de los partidos, ausencia mental, cuando no física, del país, pero, sobre todo, falta de eficacia en frentes sociales fundamentales como la educación, la ciencia y la tecnología, la salud, la vivienda, etc., el articulista afirme en la conclusión que volvería a votar por Pastrana y en contra de Serpa. Si bien el dilema Pastrana-Serpa no es lógico, sino político, no se entiende cómo un analista tan lúcido como el doctor Gómez Buendía insista en votar a favor de alguien que, como lo muestra su artículo y la encuesta de SEMANA que lo acompaña, sale muy mal librado en sus primeros dos años de mandato.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.