Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2006 12:00:00 AM

Un fenómeno nacional

En su artículo 'Los hijos del poder' (SEMANA # 1.232), se hace una especie de seguimiento a los llamados 'delfines' y se plantean sus argumentos en la aspiración política que los lleva a presentarse en la próxima campaña. Quiero resaltar que este fenómeno, tal y como lo plantea el artículo, no es exclusivamente nacional, porque en las regiones sucede igual; es más, a veces no se necesita el fallecimiento del padre o la madre, es una forma de eternizarse en los altos estamentos. En Córdoba, por ejemplo, está el caso de los Jattin, López, Elías, Lara, Burgos; en Atlántico, los Name, Teherán, Tcherassy; en Sucre, los García; en Bolívar, los Faciolince, y otros tantos que no alcanzo a mencionar, que, a través de sus generaciones, se han perpetuado en Congreso, gobernaciones, alcaldías, embajadas, cancillerías, notarías y otros altos cargos del Estado colombiano, como si los que no hacen parte de ese selecto grupo no tuviesen el derecho a ejercer las dignidades reservadas para los de sangre azul, roja, amarilla, verde; dependiendo del trapo con que se tapen.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?