Sábado, 25 de febrero de 2017

| 2006/02/12 00:00

Un fenómeno nacional

Un fenómeno nacional

En su artículo 'Los hijos del poder' (SEMANA # 1.232), se hace una especie de seguimiento a los llamados 'delfines' y se plantean sus argumentos en la aspiración política que los lleva a presentarse en la próxima campaña. Quiero resaltar que este fenómeno, tal y como lo plantea el artículo, no es exclusivamente nacional, porque en las regiones sucede igual; es más, a veces no se necesita el fallecimiento del padre o la madre, es una forma de eternizarse en los altos estamentos. En Córdoba, por ejemplo, está el caso de los Jattin, López, Elías, Lara, Burgos; en Atlántico, los Name, Teherán, Tcherassy; en Sucre, los García; en Bolívar, los Faciolince, y otros tantos que no alcanzo a mencionar, que, a través de sus generaciones, se han perpetuado en Congreso, gobernaciones, alcaldías, embajadas, cancillerías, notarías y otros altos cargos del Estado colombiano, como si los que no hacen parte de ese selecto grupo no tuviesen el derecho a ejercer las dignidades reservadas para los de sangre azul, roja, amarilla, verde; dependiendo del trapo con que se tapen.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.