Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2004/05/30 00:00

Una cosa es una cosa.

Una cosa es una cosa.

Repecto a la nota 'Cambios en El Espectador' aparecida en la sección de Confidenciales de la última revista (edición #1.151), debo hacer la siguiente precisión. No se puede comparar la actual revista que circula con El Espectador los domingos, cuyo entierro ya fue anunciado, con 'La Revista del Domingo' que se creó en la época de Carlos Lleras de la Fuente, realizada por un equipo de periodistas bajo mi dirección. Era un producto totalmente distinto en forma y contenido. Probablemente, como dice el Confidencial, la actual revista no despegó, pero 'La Revista del Domingo' fue un éxito editorial tal, que ustedes mismos, en SEMANA, la catalogaron en el artículo 'Fin de una era' de septiembre 3 de 2001, como 'la joya de la corona' de El Espectador. Pero a veces pasa que hasta las mejores joyas se ferian.



María Elvira Bonilla

Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.