Sábado, 21 de enero de 2017

| 2002/03/18 00:00

Una delicada enfermedad

En relación con su artículo ‘Derechos humanos. Una tragedia sin fin’, de la edición #1.036, referente a la terrible tragedia de Chengue, quisiera hacer algunas precisiones que estimo de la mayor importancia.

Una delicada enfermedad

En relación con su artículo ‘Derechos humanos. Una tragedia sin fin’, de la edición #1.036, referente a la terrible tragedia de Chengue, quisiera hacer algunas precisiones que estimo de la mayor importancia.

La reasignación de una investigación penal es un acto administrativo que como tal debe estar motivado en necesidades del servicio, de común ocurrencia en cualquier unidad de fiscalía del país. En el caso Chengue, la ex fiscal Mónica Gaitán se encontraba en vacaciones, solicitadas por ella misma, período durante el cual fui informado de que además la funcionaria padecía una delicada enfermedad, razón por la cual había tramitado la licencia respectiva, situaciones administrativas que afectaban la celeridad de tan delicada investigación. Además de lo anterior, desde el pasado 6 de diciembre, el doctor Leonardo Martínez, procurador especial delegado para este caso, me había enviado un oficio dando cuenta de irregularidades cometidas, a su juicio, por la ex fiscal en el curso de la investigación, ante lo cual estimé que, en aras a una correcta administración de justicia, lo mejor sería que continuase el proceso en manos de la doctora Elba Beatriz Silva, quien siempre se había desempeñado como fiscal de apoyo del mismo, vale decir, una persona que conocía de antemano el caso, una funcionaria intachable y vinculada a la fiscalía desde hace más de 10 años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.